La miel puede hacer cosas maravillosas en tu piel, puedes usarla en mascarillas faciales para pieles sensibles o preparando una solución suave para lavar tu rostro de forma regular. Pero… te estarás preguntando…

¿Cuáles son las propiedades que tiene la miel para la piel?

La miel ha sido usada durante miles de años para ayudar en las curaciones de heridas y combatir infecciones; de hecho, la miel es el único alimento conocido que puede durar cientos o miles de años sin caducar.

Difícilmente crecerás las bacterias en la miel, debido a que tiene un pH ácido y tiende a liberar peróxido de hidrogeno, por lo que entre sus propiedades están las antibacterianas y antiinflamatorias.

Jabon casero con miel
Jabon casero con miel

Propiedades de la miel sin pasteurizar (cruda)

  • Ayuda con la cicatrización
  • Funciona como un humectante en la piel
  • Debido a sus propiedades antibacterianas ayuda con la eliminación de granos
  • Ayuda a disminuir el enrojecimiento y la inflamación
  • Por la cantidad de antioxidantes que tiene, ayuda a disminuir los efectos de los radicales libres

Puede ser usada como un limpiador suave y efectivo para cualquier tipo de piel, no importa si tienes piel grasa, seca, mixta, sensible o normal. Una solución para lavar tu rostro que contenga miel puede convertirse en tu limpiador facial favorito.

Recomendado: Champú casero para el cuero cabelludo reseco

Solución para lavado facial con miel

En esta solución para lavado facial combinamos las propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y humectantes de la miel con el delicado poder de limpieza del jabón de castilla. Esta solución con miel puede formar parte de tu ritual de limpieza facial; ya que lo puedes aplicar después de usar tu desmaquillante, así te aseguras de eliminar todo el aceite y los restos de maquillaje, sin la necesidad de usar productos químicos.

Ingredientes

Ingredientes para cuidar la piel sensible
Ingredientes para cuidar la piel sensible

Instrucciones

  1. Lava bien tus manos y los utensilios antes de empezar a preparar el proceso, porque podrías contaminar la mezcla, y si se contamina, entonces su tiempo de vida será menor.
  2. Solo tienes que combinar todos los ingredientes en la botella o frasco.
  3. Trata de no agitar demasiado la botella, de lo contrario se formará mucha espuma.
  4. Será más práctico si usas una botella con dispensador.
  5. Vierte un poco de la solución limpiadora con miel en la palma de tu mano.
  6. Masajea tu rostro y tu cuello para limpiar.
  7. Evita el contacto con los ojos.
  8. Cuando vayas a masajear tu cara, puedes agregar un poco de bicarbonato de sodio para darle un poder exfoliante suave. Esto una vez a la semana.
  9. Para finalizar enjuaga con agua tibia.

Recomendaciones

  • Siempre prefiere la miel cruda, la mejor es la que compras con pequeños productores, pero si te es difícil conseguirla, solo fíjate que en la etiqueta tenga la leyenda “sin calentar“; ya que la que venden envasada en tiendas o supermercados normalmente ya esta pasteurizada. Y debido al calor de la pasteurización disminuyen las propiedades de la miel.
  • Puedes usar agua de rosas preparada de forma casera, aquí tenemos una publicación con el procedimiento para hacerla.
  • Guarda la solución limpiadora en el refrigerador, puede durar de 1 a 2 meses.
Lavar la cara con jabon para piel sensible
Lavar la cara con jabón para piel sensible

“Como Afiliado de Amazon, percibo dinero con las compras elegibles”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *