Cuando las mujeres queremos cuidar nuestro cutis con productos más naturales, lo primero que hacemos es buscar información sobre cómo cuidar la piel con aceites, ya sea aceites vegetales o aceites esenciales.

Y siempre nos preguntamos ¿Qué aceite le quedará mejor a mi tipo de piel? ¿Qué efecto tendrá este aceite en mi rostro?

Déjame decirte que un aspecto que debes tener en cuenta cuando tengas que elegir un aceite para tu piel es el grado comedogénico. Debido a que si un aceite es comedogénico, éste podría obstruir los poros de tu piel, provocando acné.

De hecho, creo que podrías sorprenderte al saber que muchos de los maquillajes y productos de cuidado de la piel que compras en los catálogos o el supermercado tienden a desencadenar la aparición de acné.

Así que con esto en mente decidí investigar y publicar este artículo para que puedas elegir los aceites vegetales que mejor se adapten a tu tipo de piel, para que puedas preparar los mejores productos caseros para el cuidado facial.

¿Qué es un producto comedogénico?

Un producto, ingrediente o sustancia comedogénico de uso cosmético es aquel que tiene altas probabilidades de obstruir los poros de la piel, provocando brotes de acné, imperfecciones o incluso puntos negros.

Acné provocado por aceites comedogénicos
Acné provocado por aceites comedogénicos

Cómo se clasifican los ingredientes comedogénicos

En 1989 el Dr. Fulton hizo un estudio que sirvió para sentar las bases para hacer la clasificación en la actualidad. En este estudio el Dr. Fulton implementó una escala del 0 al 5 después de medir el incremento en el diámetro del poro luego de aplicar ingredientes cosméticos individuales sobre la piel.

Sabiendo que la piel de cada persona tiene una sensibilidad específica y reacciona de forma diferente ante cada producto aplicado, no se puede afirmar con certeza al 100% que un ingrediente sea comedogénico, por eso la escala comedogénica se maneja como probabilidad nula, baja, moderada y alta.

Clasificación comedogénica vigente

  • Clasificación comedogénica de 0. Se considera que el ingrediente o aceite tiene una probabilidad nula de obstruir los poros. Es decir, el ingrediente es considerado no comedogénico.
  • Clasificación comedogénica de 1. Se plantea una probabilidad muy baja de que el ingrediente o aceite obstruya los poros de la piel.
  • Clasificación comedogénica de 2. La probabilidad de que el aceite obstruya los poros es moderadamente baja, por lo que en la mayoría de los casos no debería obstruir los poros.
  • Clasificación comedogénica de 3. Se considera que la probabilidad del aceite para obstruir los poros moderada y depende de la calidad del aceite.
  • Clasificación comedogénica de 4. La probabilidad de obstrucción de poros es alta, significa que la mayoría de las personas podrían tener poros obstruidos con el uso de ese aceite.
  • Clasificación comedogénica de 5. Es la calificación más alta, por lo tanto, la probabilidad de obstruir los poros es muy alta, Los aceites con esta clasificación son tolerados solo por unas pocas personas, a la gran mayoría se le obstruirán los poros.

Conociendo esa escala, se llega a la conclusión que los ingredientes cosméticos o aceites vegetales con clasificación comedogénica igual o inferior a 2 son considerados como no comedogénicos. Al contrario de las sustancias con clasificación de 5 son altamente comedogénicos.

Por otro lado, los aceites con clasificación 3 dependen de la calidad del aceite; por ejemplo, un aceite de aguacate refinado podría obstruir los poros, pero ese mismo aceite de aguacate pero extra virgen no.

En conclusión, no se puede predecir con absoluta seguridad si el grado comedogénico del aceite afectará a tu piel. Hasta los dermatólogos les cuesta determinar cómo reaccionará tu piel ante determinados ingredientes.

Recomendado: Remedio casero para el acné leve

¿Cómo se si un producto es comedogénico?

La realidad es que la piel de cada persona es única, y cada aceite, ingrediente o sustancia afectará de distinta manera a cada persona. Volvamos a poner el ejemplo del aceite de aguacate, para algunas personas con piel grasa puede ser muy nutritivo, en cambio para otras personas que también tienen piel grasa puede provocarles acné.

Esto puede deberse a múltiples factores como:

  • El tipo de piel
  • Nivel de hidratación
  • La limpieza de la piel
  • Factores ambientales
  • Factores hormonales
  • Alguna enfermedad que te estés tratando en el momento que usas el aceite.

Cómo evaluar la comedogenicidad de un remedio cosmético casero

Esto es importante, ya que es la mejor forma de saber si el producto cosmético casero que estas preparando obstruye tus poros o no.

  • Primero tienes que delimitar una zona en tu piel
  • Aplica el cosmético casero solo en esa zona
  • Repite el proceso durante 4 semanas
  • Observa cómo reacciona tu piel, si aparecen comedones, entonces lo mejor es que no uses ese remedio casero

Los comedones son pequeñas protuberancias causadas por el acné, dándole a tu piel una textura áspera al tacto. Los comedones puedes ser color carne, oscuros o blancos.

Por lo tanto, la clasificación que verás a continuación solo muestra la probabilidad que tiene un aceite vegetal de ser comedogénico o no. Vuelvo a insistir cada piel es un mundo y no debes tomarlo a raja tabla o como un valor irrefutable. Lo recalco de nuevo, la clasificación comedogénica solo es una probabilidad.

Clasificación comedogénica de los aceites vegetales

La lista de ingredientes cosméticos es interminable, en este caso solo te mostraré algunos aceites vegetales que se usan ampliamente para preparar productos caseros para el cuidado de la piel. En caso de que quieras conocer la clasificación comedogénica de un ingrediente en específico tendrás que buscarla por tu cuenta.

Clasificación comedogénica cero

Aceite de argán

El aceite de argán puedes usarlo en en casi cualquier tipo de piel, como tiene una clasificación comedogénica de 0 ayuda a combatir el acné debido a sus propiedades para regular la producción natural e cebo.

También ayuda a suavizar la piel y las cicatrices causadas por el acné, esto debido a su contenido de vitamina E.

Ácidos grasos contenidos en el aceite de argán
  • Ácido linolénico: < 0.5%
  • Ácido linoleico: 37%
  • Ácido oleico: 43%

Aceite de cáñamo

El aceite de cáñamo también tiende a ser tolerado por casi cualquier tipo de piel, suele ser usado en piel sensible y grasa. ya que tiene propiedades nutritivas y suavizantes. También es usado para ayudar a reducir la inflamación y enrojecimiento causador por el acné.

Composición de ácidos grasos del aceite de cáñamo
  • Ácido linolénico: 10%
  • Ácido oleico: 11%
  • Ácido linoleico: 56%

Aceite de cártamo

Es ampliamente tolerado por la mayoría de los tipos de piel, proporciona sedosidad a tu piel y también la nutre, sobre todo si tienes piel irritada y escamosa.

La piel lo absorbe muy rápido sin dejar residuos grasos, además por su contenido de ácido linoleico ayuda a limpiar las impurezas de la piel, como espinillas y puntos negros.

Composición de ácidos grasos del aceite de cártamo
  • Ácido oleico: 10% a 20%
  • Ácido linoleico: 70% a 80%

Manteca de karité

La manteca de karité es muy usada en las pieles secas, ya que ayuda en la recuperación de la piel agrietada, además previene la pérdida de la hidratación en la piel y la protege de la resequedad.

Contenido de ácido grasos en la manteca de karité
  • Ácido linolénico: 9% a 14%
  • Ácido esteárico: 9% a 27%
  • Ácido oleico: 57% a 73%

Otros aceites vegetales con clasificación comedogénica 0

  • Aceite de semilla de girasol
  • Aceite de sandía
  • Aceite de semilla de tomate
  • Aceite de sacha inchi
  • Aceite de semilla de amapola
  • Aceite de bayas de goji

Clasificación comedogénica uno

Aceite de babasú

Este aceite tiene la clasificación de 1, por lo que es muy baja su comedogenicidad, así que es una buena opción para calmar el enrojecimiento y la picazón de la piel inflamada por causa de rosácea, eczema y acné.

Puedes usarlo en cualquier tipo de piel para nutrirla, además es muy suave y ligero, por lo que la piel lo absorbe fácilmente.

Composición de ácidos grasos del aceite de babasú
  • Ácido linoleico: 3%
  • Ácido oleico: 15%
  • Ácido mirístico: 17%
  • Ácido láurico: 42%

Aceite de espino amarillo

El aceite de espino amarillo es bastante recomendado para la piel muy seca; sin embargo, también es apto para usarlo en cualquier tipo de piel. Porque ayuda a reducir la inflamación, el enrojecimiento y a desvanecer los primeros signos de envejecimiento prematuro.

Además, tiene la capacidad de penetrar profundamente en las capas de la piel, por lo que ayuda a mejorar la estructura de la piel desde dentro hacia afuera.

Compuestos de ácidos grasos del aceite de espino amarillo
  • Ácido linoleico: 7%
  • Ácido oleico: 29%
  • Ácido palmitoleico: 30%
  • Ácido palmítico: 31%

Aceite de semilla de granada

Al estar compuesto por omega 5, el aceite de granada tiene un alto contenido de nutrientes y puedes usarlo en cualquier tipo de piel. Es muy usado para ayudar a estimular la regeneración celular y para reducir los signos de envejecimiento causados por la exposición al sol.

También ayuda a atenuar las manchas negras y a mejorar la oxigenación de la piel.

Composición de ácidos grasos del aceite de granada
  • Ácido linolénico: 0.5%
  • Ácido oleico: 5%
  • Ácido linoleico: 10%

Aceite de cardo mariano

El aceite de semilla de cardo mariano resulta ser muy nutritivo y ayuda a desintoxicar la piel, al estar dentro de la clasificación 1 es una buena opción para ser usado en cualquier tipo de piel.

Composición de ácidos grasos del aceite cardo mariano
  • Ácido linolénico: 0.2%
  • Ácido oleico: 24%
  • Ácido linoleico: 61%

Aceite de avellanas

Debido a su alto contenido en antioxidantes, el aceite de avellanas ayuda a proteger tu piel de los rayos solares. También contribuye para suavizar y tensar tu piel, logrando un efecto rejuvenecedor.

Es bastante útil para la piel sensible con tendencia al acné, pero por estar categorizado en el 1, puedes usarlo en cualquier tipo de piel.

Composición de ácidos grasos del aceite de avellanas
  • Ácido linolénico: 0.5%
  • Ácido linoleico: 7% a 15%
  • Ácido oleico: 68% a 85%

Aceite de uva

El aceite de uva es apto para cualquier tipo de piel, y al tener un alto contenido de vitaminas E y C favorece la hidratación en tu piel, ayudando a tensarla.

Puedes usarlo para ayudar a combatir el acné, ya que reduce el enrojecimiento y la inflamación. Es fácilmente absorbido por la piel sin dejar residuos grasos.

Composición de ácidos grasos del aceite de uva
  • Ácido oleico: 21%
  • Ácido linoleico: 63% a 72%

Aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta ayuda a reducir algunos de los signos de envejecimiento, así como las estrías y algunas cicatrices pequeñas. Por su alto contenido de antioxidantes ayuda a proteger tu piel del daño que ocasiona la exposición al sol.

Es apto para cualquier limpiar y mejorar la textura en tipo de piel, favoreciendo su hidratación.

Composición de ácidos grasos del aceite de rosa mosqueta
  • Ácido oleico: 14% a 16%
  • Ácido linolénico: 31% a 34%
  • Ácido linoleico: 43% a 46%

Otros aceites vegetales con clasificación comedogénica de 1

  • Aceite de semilla de grosella negra
  • Aceite de semilla de mora
  • Aceite de semilla de zarzamora
  • Aceite de frambuesa
  • Aceite de semilla de brócoli
  • Aceite de camelia
  • Aceite de semilla de fresa
  • Aceite de semilla de kiwi
  • Aceite de amla
  • Aceite de absinio
  • Aceite de avena
  • Aceite de cacay
  • Aceite de hueso de ciruela
  • Aceite de maracuyá
  • Aceite de neem
  • Aceite de nuez
  • Aceite de semilla de guayaba
  • Aceite de semilla de pepino
  • Aceite de saúco
Viendo los ingredientes de un producto cosmético
Viendo los ingredientes de un producto cosmético

Clasificación comedogénica dos

Aceite de chabacano

El aceite de chabacano también es conocido como “aceite de la longevidad”, esto es porque con sus propiedades antienvejecimiento y antioxidantes ayuda a regenerar la piel y las células muertas.

Es recomendado para la piel seca, ya que tiende a ser absorbido fácilmente por la piel.

Composición de ácidos grasos del aceite de chabacano
  • Ácido linolénico: 0.22%
  • Ácido linoleico: 23%
  • Ácido oleico:70%

Aceite de almendras dulces

El aceite de almendras dulces es recomendado si tu tipo de piel es seca, sobre todo si esta irritada y es propensa al acné. Gracias a que tiene propiedades emolientes, ayuda a aumentar el nivel de hidratación en la piel.

Tiene la capacidad de penetrar en las células dañadas promoviendo la regeneración de las mismas.

Composición de ácidos grasos del aceite de almendras dulces
  • Ácido linolénico: 0.4%
  • Ácido linoleico: 20% a 30%
  • Ácido oleico: 62% a 86%

Aceite de oliva extra virgen

El aceite de oliva extra virgen es usado comúnmente para disminuir los signos del envejecimiento y para ayudar a suavizar la piel, ya que al contener escualeno evita la pérdida de agua en la piel y ayuda a favorecer la hidratación.

Si tienes piel seca y propensa al acné, este es un buen aceite para ti porque ayuda a reducir la inflamación y enrojecimiento provocados por el mismo acné.

Composición de ácidos grasos del aceite de oliva extra virgen
  • Ácido linoleico: 5% a 15%
  • Ácido palmítico: 7% a 14%
  • Ácido oleico: 63% a 80%

Aceite de onagra

El aceite de onagra ayuda a mejorar la estructura celular de la piel y es recomendado para las personas con piel grasa propensa al acné, ya que ayuda a reducir la inflamación, eliminar manchas y eczemas.

Además ayuda a promover una mejor elasticidad en la piel.

Contenido de ácido grasos del aceite de onagra
  • Ácido oleico: 5%
  • Ácido gamma linolénico: 11%
  • Ácido linoleico: 75%

Aceite de jojoba

Una de las principales cualidades del aceite de jojoba es que imita la consistencia natural de los aceites propios de la piel, por lo que resulta ser bastante efectivo en la piel grasa con tendencia al acné.

Pero como en general es absorbido relativamente rápido por la piel, este aceite es bien tolerado por casi cualquier tipo de piel, ya que ayuda a equilibrar la producción excesiva de los aceites naturales de la piel.

Contenido de ácido grasos del aceite de jojoba
  • Ácido linolénico: 1%
  • Ácido linoleico: 5%
  • Ácido oleico: 5% a 15%
  • Ácido eicosenoico: 65% a 80%

Aceite de tamanu

El aceite de tamanu tiene una composición química que lo dota de propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, por lo que es maravilloso para combatir afecciones como la rosácea, dermatitis y eczema.

Es tolerado por la cualquier tipo de piel y ayuda a favorecer la hidratación en tu rostro, reparando y regenerando las células, para ayudar a disminuir las arrugas en la piel madura causadas por el envejecimiento.

También ayuda a mejorar la apariencia de las cicatrices causadas por el acné, suavizando la piel áspera.

Es recomendable mezclarlo con otro aceite portador, ya que tiene un olor picante o que lo apliques en zonas puntuales.

Composición de ácidos grasos del aceite de tamanu
  • Ácido linolénico: < 1%
  • Ácido palmítico: 12% a 18%
  • Ácido esteárico: 13% a 20%
  • Ácido linoleico: 20% a 38%
  • Ácido oleico: 31% a 44%

Otros aceites vegetales con clasificación comedogénica de 2

  • Aceite de comino negro
  • Aceite de semilla de arándano
  • Aceite de asaí
  • Aceite de amaranto
  • Aceite de andiroba
  • Aceite de borraja
  • Aceite de burití
  • Aceite de cacahuate
  • Aceite de café verde
  • Aceite de salvado de arroz
  • Aceite de sapote
  • Aceite de karanja
  • Aceite de macadamia
  • Aceite de nuez de brasil
  • Aceite de nuez de kukui
  • Aceite de semilla de calabaza
  • Aceite de semilla de cereza
  • Aceite de semilla de mango

Clasificación comedogénica tres

Aceite de moringa

El aceite de moringa ayuda a promover una mejor hidratación en tu piel, ya que se absorbe rápidamente. Es recomendado para la piel mixta y la piel seca, pero al contener ácido palmítico, behénico y ácido esteárico, las probabilidades de que te provoque acné aumentan.

Composición de ácidos grasos del aceite de moringa
  • Ácido linoleico: 1% a 10%
  • Ácido esteárico: 2% a 6%
  • Ácido behénico: 3% a 10%
  • Ácido palmítico: 5% a 13%
  • Ácido oleico: 50% a 78%

Aceite de aguacate

El aceite de aguacate ayuda a revertir los signos los signos de la edad, normalmente se recomienda para la piel seca, si tu piel puede tolerarlo, entonces mejorará notablemente la textura y tono de tu piel.

Composición de ácidos grasos del aceite de aguacate
  • Ácido linolénico: 0.8%
  • Ácido linoleico: 15%
  • Ácido oleico: 65%

Aceite de sésamo o ajonjolí

El aceite de ajonjolí ayuda a combatir las bacterias causantes del acné, suele recomendarse para los tipos de piel mixta y seca que empiezan a verse envejecidas.

Debes tener en cuenta que al contener ácido esteárico puede provocar acné en algunas personas.

Composición de ácidos grasos del aceite de sésamo o ajonjolí
  • Ácido esteárico: 4%
  • Ácido oleico: 39%
  • Ácido linoleico: 42%

Aceite de algodón

El aceite de semilla de algodón normalmente es recomendado para las personas con piel seca e irritada, si tu tipo de piel es grasa deberías evitar su uso.

Las personas lo usan debido a su alto contenido de vitamina E.

Composición de ácidos grasos del aceite de algodón
  • Ácido linolénico: 1%
  • Ácido oleico: 19% a 35%
  • Ácido linoleico: 42% a 54%

Otros aceites vegetales con clasificación comedogénica de 3

  • Aceite de semilla de chía
  • Aceite de papaya
  • Aceite de semilla de mostaza
  • Aceite de zanahoria

Clasificación comedogénica cuatro

Aceite de coco

El aceite de coco ayuda a mejorar la apariencia de la piel, así como su belleza natural, renovándola y suavizándola; aunque puede ser usado en piel mixta y normal que lo toleren, resulta que da mejores resultados en la piel muy seca.

También es bastante común su uso para preparar remedios caseros que ayudan a combatir el acné, debido a que tiene propiedades que inhiben el crecimiento de las bacterias que lo provocan.

Composición de ácidos grasos del aceite de coco
  • Ácido linolénico: 0.2%
  • Ácido linoleico: 1% a 3%
  • Ácido oleico: 5% a 8%
  • Ácido láurico: 45% a 52%

Aceite de lino

Al aceite de semilla de lino también se le conoce como aceite de linaza y tiene un alto contenido de omega 3, vitaminas y minerales, por lo que ayuda a combatir la piel reseca y fatigada devolviéndole su vitalidad para hacerla lucir radiante.

Es importante mencionar que los beneficios mencionados son más notables en la piel que lo puede tolerar.

Composición de ácidos grasos del aceite de lino
  • Ácido oleico: 15%
  • Ácido linoleico: 17%
  • Ácido linolénico: 59%

Aceite de palma

El aceite de palma es ampliamente usado en infinidad de productos cosméticos que encuentras en el supermercado. Ayuda a tener una piel más brillante y suave, es más recomendado para la piel seca.

Composición de ácidos grasos del aceite de palma
  • Ácido linoleico: 2.3%
  • Ácido oleico: 15%
  • Ácido láurico: 48%

Otros aceites vegetales con clasificación comedogénica de 4

  • Aceite de semilla de zanahoria
  • Aceite de márula

Clasificación comedogénica cinco

Aceite de soja

Al tener el grado de comedogenicidad más alto, el aceite de soya es tolerado por muy pocas personas; no obstante, otorga muy buenos beneficios a quienes si lo toleran, ya que tiene propiedades antioxidantes y ayuda a mejorar el tono de la piel.

Composición de ácidos grasos del aceite de soja
  • Ácido linolénico: 7%
  • Ácido oleico: 24%
  • Ácido linoleico: 50%

Aceite de germen de trigo

El aceite de germen de trigo es otro de los aceites que puede ser tolerado por muy pocas personas, sin embargo, ayuda a reafirmar la piel, reduciendo las estrías y cicatrices de las personas que si pueden tolerarlo.

Composición de ácidos grasos del aceite de germen de trigo
  • Ácido linoleico: 7%
  • Ácido oleico: 14%
  • Ácido linolénico: 55%

Importancia de los ácidos grasos

Los ácidos grasos contenidos en los aceites ayudan a mantener una piel más sana. Una dieta que incluya los ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados omega-3, omega-6 y omega-9, resulta ser muy beneficiosa para la salud.

Sin embargo, la aplicación tópica mediante los aceites vegetales puede dar mejores resultados que al ingerirlos, sobre todo cuando se trata del cuidado de la piel.

De hecho, muchos de los ácidos grasos poliinsaturados (ácido linolénico y ácido linoleico) que ingerimos con los alimentos se oxidan en el hígado antes de siquiera poder llegar a la piel. Por eso muchas veces es más eficiente una aplicación tópica.

Muchas veces cometemos el error de pensar que si nuestra piel es grasa y tenemos imperfecciones, entonces lo mejor es usar productos libres de aceites, también conocidos como oil free.

Esto es una total equivocación, ya que hay estudios en los que se determinó que las personas que sufren de acné es porque sus células del epitelio folicular tienen bajos niveles de ácido linoleico. Por lo que una deficiencia de ácidos grasos esenciales en estas células desencadena la aparición del acné.

Así que, una forma de abordar este problema es el usar de forma tópica aceites vegetales ricos en ácidos grasos esenciales.

Aplicando un producto cosmético en el cutis
Aplicando un producto cosmético en el cutis

Conclusión

Los aceites vegetales, tanto comedogénicos como no comedogénicos son la mejor alternativa a los productos cosméticos industrializados que muchas veces están plagados sustancias químicas.

Recuerda que la clasificación comedogénica de los aceites vegetales representa una probabilidad de que obstruyan los poros de tu piel, por lo que antes de ponerte cualquier remedio casero basado en aceites vegetales, siempre lo mejor será que hagas una prueba para ver cómo reacciona tu piel.

Nota: Es importante que siempre visites a los profesionales de la salud, porque ellos son los más capacitados para ayudarte a resolver cualquier problema que sufras en tu piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *