Si, a mi también me encanta el olor a ropa nueva, sin embargo es muy importante que cada vez que compres nuevas prendas, siempre las laves antes de estrenarlas.

Aquí te voy a decir tres poderosas razones por las que tienes que lavar tu ropa nueva antes de ponértela, ya sean blusas, camisas, playeras, pantalones, jeans, suéteres, vestidos, ropa interior, sabanas, toallas, etc.

Recomendado: Así lavas tu ropa como una profesional

Exceso de tinte

Si la tela no absorbe todo el tinte durante el proceso de teñido, entonces quedará una pequeña cantidad que se puede transferir con mucha facilidad a otras prendas o a tu misma piel.

En caso de que se transfiera a tu piel podría provocarte una alergia o salpullido. Entonces, si lavas la ropa nueva antes de usarla, estarás eliminando esos restos de tinte que no absorbió la tela.

Tienes que lavar toda la ropa que compras
Tienes que lavar toda la ropa que compras

Bacterias, hongos o insectos

En realidad no sabes si la prenda nueva que estas comprando fue usada por otra persona antes de que llegara a tus manos; tampoco sabes el por todos los lugares que tuvo que pasar hasta que llegó a la flamante tienda donde la adquiriste.

Por todo esto, una prenda podría tener fácilmente bacterias, hongos como la tiña o incluso piojos que por alguna extraña razón llegaron ahí.

Así que no deberías dejar todo esto a la suerte y mejor lávala para asegurarte de que tu prenda nueva este totalmente limpia. Sigue las instrucciones de lavado que vienen en la etiqueta, no querrás arruinar tu prenda nueva.

Productos químicos

Durante el proceso de fabricación, la ropa es tratada con todo tipo de químicos para asegurar que lleguen a su destino en las mejores condiciones posibles. Entre los productos químicos que se usan están los repelentes de manchas, fijadores de colorantes, potenciadores para suavizar la tela, agentes, antiarrugas, entre muchos otros.

Incluso algunos fabricantes suelen tratar la ropa con formol, este químico ayuda a prevenir la formación de moho en las telas. Seguramente no quieres que todo esto entre en contacto con tu piel. Así que la mejor solución es lavarla antes de ponértela.

Lavar la ropa nueva por separado
Lavar la ropa nueva por separado

Consejos para lavar la ropa nueva

  1. Lávala por separado. Así evitas que el colorante de tu prenda nueva se transfiera a otras prendas.
  2. Muy importante lavar la ropa interior nueva. Sobre todo porque la ropa interior esta en contacto con partes sensibles e íntimas del cuerpo, también recuerda lavar la lencería de encaje.
  3. Usa detergente suave. Sobre todo si estas lavando ropa para bebés o para personas con piel sensible. La mejor opción en estos casos, son los detergentes libre de fragancias y colorantes.
  4. No te olvides de las sábanas para la cama. Así es, la ropa de cama también pasa por los mismos procesos que pasa la ropa que nos ponemos; por tanto también tienes que lavarlos antes de ponerlas en tu cama.
  5. También lava las toallas. Cuando lavas las toallas nuevas vas a eliminar el químico que ponen los fabricantes para recubrir la superficie, al lavarla mejorará el poder de absorción de tu toalla nueva.
  6. Lava la ropa de segunda mano. Cuando compres ropa de segunda mano asegúrate de lavarla bien para eliminar cualquier cosa que pudiera estar adherida a la prenda.
  7. Sigue las instrucciones de lavado. Recuerda leer las etiquetas del fabricante para que sigas las instrucciones de lavado, así evitas dañar tu ropa nueva.

“Como Afiliado de Amazon, percibo dinero con las compras elegibles”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *